• Precios (1)
  • Ficha técnica
  • Un acolchado de origen vegetal muy decorativo.

    El acolchado de cáñamo proviene de la transformación del cáñamo industrial, cuyo cultivo se realiza sin herbicidas, insecticidas ni fungicidas. Su principal virtud es la de enriquecer el suelo, estimulando su micro flora cuando se incorpora a la tierra.

    El uso del cáñamo se preconiza para los macizos de plantas anuales o bisanuales, alrededor de los rosales y arbustos, y también en las jardineras. Su tinte muy claro realzará sus vegetales gracias a la oposición de colores. Aunque es muy ligero, el cáñamo resistirá bien al viento a partir del momento en el que se haya humectado una primera vez.


    Al mismo título que la lona, el uso del cáñamo como acolchado presenta varias ventajas:
    - Limitar el brote de las malas hierbas que recubren el suelo.
    - Retener la humedad del suelo, reduciendo de esta forma el riego.
    - Aislar los pies de los vegetales para protegerlos del calor y de las heladas.


    Se aconseja extender el cáñamo aproximadamente sobre 5 cm de altura alrededor de los vegetales. Antes de hacerlo, piense en bien layar y desherbar su suelo.


    PH: 7
    Materia orgánica: 15 % del producto seco
    Volumen: 80 litros
    Peso: 8 Kg
    Necesidades para 1 m²: 50 Litros (5 kg).
  • Video
  • Fotos (2)
  • Acolchado de Cáñamo
    Acolchado de Cáñamo
    Acolchado de Cáñamo
    Acolchado de Cáñamo


Mi Cuenta
Cesta 
0